NO MIRES ATRAS
Bienvenido al foro "NO MIRES ATRAS" te invitamos a que te "registres" para poder participar de los temas del foro , cualquier duda que tengas de como manejar el foro puedes escribir a alfred85@hotmail.com , o enviar mp al usuario charlye43, alfred85 ....estamos para ayudarlos , Bienvenidos y sean muy bendecidos en este portal.!

DIOS TE BENDIGA !!!



ANUNCIOS DE ADMIN
LE INFORMAMOS QUE A PARTIR DEL DIA 15/1/18 SE ABRIRA DE NUEVO EL FORO QUE SE A MANTENIDO CERRADO DURANTE UNOS AÑOS, LE INVITAMOS A PARTICIPAR Y COLABORAR CON MATERIAL PARA COMPRARTIR, BENDICIONES!!
¿Quieres ser moderador?
La Biblia

CURSO SOBRE DEMONOLOGÍA BÍBLICA I

Ir abajo

CURSO SOBRE DEMONOLOGÍA BÍBLICA I

Mensaje por charlye43 el Vie Feb 11 2011, 09:40


Sumario
Introducción
1. Satanás o Lucero, como se llamaba al principio, fue un ángel importante que se
convirtió en ser maléfico y enemigo de Dios y de su creación.
1.1. Los ángeles
1.1.1. Su naturaleza
1.1.2. Su número
1.1.3. Sus clases u órdenes:
1.1.4. Sus labores
1.2. Algunos ángeles se convirtieron en demonios o espíritus malos
1.2.1. Esto se produjo a través de la caída de Lucero y de sus ángeles:
1.2.2. Dios no perdonó ni dio oportunidad alguna de salvación a Lucero y a sus
ángeles, sino que los arrojó al infierno hasta el día del juicio:
1.2.3. A partir de su pecado Lucero se convirtió en el enemigo de Dios y de su
creación
1.3. Otros nombres bíblicos dados a Lucero en su condición de ángel malo
1.3.1. Satanás (Mr 3.23)
1.3.2. Diablo (Mt 4.1)
1.3.3. Demonio (Ap 16.13)
1.3.4. Belial (2 Co 6.15)
1.3.5. Beelzebú (Mt 10.25; 12.24)
1.3.6. El Dragón (Ap 12-13)
1.3.7. Príncipe (Jn 12.31)
1.4. Su ámbito de acción: el mundo y la Iglesia
1.4.1. La obra del Diablo en el mundo
1.4.2. La obra del Diablo en la Iglesia
2. La obra de Satanás para confundir al mundo y estorbar la salvación
2.1. Satanás ciega el entendimiento de los incrédulos
2.1.1. Para que sigan la mentira
2.1.2. Para que no crean al evangelio
2.1.3. Para que aborrezcan y persigan a los cristianos (Jn 15.18 a 16.4)
2.2. Satanás incita a los que no conocen a Dios a hacer el mal
2.2.1. A través del mal institucionalizado: La corriente de este mundo (Ef 2.2; 5.11)
2.2.2. A través de la concupiscencia interior (la carne) y del pecado externo (el
mundo): La tentación
2.2.3. A través de actitudes pecaminosas recalcitrantes: La dureza de corazón (2 Co
2.7-11)
2.3. Indica sendas equivocadas a las gentes para que se pierdan eternamente
2.3.1. Engaña a las personas sobre el objeto de nuestra adoración y confianza
2
Demonología bíblica Dr. José Luis Fortes Gutiérrez
2.3.2. Engaña sobre quien puede ayudarnos en nuestras angustias
2.3.3. Engaña acerca de cuál es la verdad sobre las cosas
2.4. Acusa para sembrar la enemistad entre Dios y el hombre
2.4.1. Antes del sacrificio de Cristo Satanás acusaba a los justos delante de Dios para
enemistarlos con ellos
2.4.2. Satanás acusa falsamente a Dios ante los hombres para alejarlos de él
3. La obra de Satanás para asegurar la perdición del alma humana
3.1. Prácticas ocultistas
3.1.1. Sabemos por las Escrituras que ciertas actividades hacen que las personas
entren en una estrecha relación con Satanás
3.1.2. Relación de prácticas satánicas mencionadas en la Biblia
3.1.3. Prohibición de estas actividades
3.2. El uso de la fuerza y la violencia contra los hijos de Dios: La bestia de Apocalipsis
13
3.3. La usurpación del lugar de Dios en la vida de las personas
3.4.1. La idolatría (1 Co 10.19-21) Ver lo dicho más arriba
3 .4.2. El culto a Satanás (2 Co 4.4)
3.4.2. La “biblia” satánica
3.5. Los perjuicios o daños que pueden ocasionar las prácticas ocultistas
3.5.1. La posesión temporal demoníaca
3.5.2. La perdición eterna de las almas.
4. La derrota de Satanás a través de la obra de Jesucristo
4.1. No podemos luchar contra Satanás desde la superstición y el fetichismo
4.1.1. ¿Sirven los exorcismos para echar fuera al Diablo?
4.1.2. ¿Nos protegen los amuletos del mal y nos traen suerte los talismanes?
4.2. Sólo Cristo es salvador y ha triunfado sobre Satanás y la muerte en la cruz
4.2.1. La muerte de Cristo: una aparente derrota que se convierte en victoria sobre
Satanás
4.2.3. La resurrección de Cristo daría el golpe definitivo en aquella contienda
triunfando sobre la Muerte
4.3. Los hijos de Dios hemos sido liberados de la potestad de las tinieblas (Col 1.13)
4.3.1. La marca y sello de Dios nos hace ser nuevas criaturas (Jn 3.3.5 cf 2 Co 5.17)
4 .3.2. ¿Cómo podemos llegar a tener la marca de Dios?
4.4. La armadura del cristiano frente a las acechanzas del Diablo (Ef 6.10-20)
4.4.1. Un peligro acecha a los cristianos (Ef 6.11b-12)
4.4.2. ¿En qué consiste la armadura de Dios? (Ef 6.10,13-20)
4.4.3. En consecuencia, ¿qué tenemos que hacer con la armadura?
4.4.4. ¿Qué ventaja supone tener la armadura puesta?
4.5. El destino final de Satanás
A modo de breve conclusión…
Bibliografía
3
Demonología bíblica Dr. José Luis Fortes Gutiérrez
Introducción
En relación con el título de la temática de este curso he de decir que la rama del
saber que se ocupa del estudio de los demonios recibe el nombre de
“demonología”; por lo tanto no hay que confundir ese término con otros como
“demonolatría” o “demonomancia” que tienen que ver, el primero, con el culto
al Demonio o a los demonios, y, el segundo, con aquella práctica adivinatoria
que se realiza a través de la invocación de demonios o espíritus impuros. En
este estudio me ocuparé de la demonología bíblica, es decir, de lo que la Biblia
dice con respecto a los demonios: su naturaleza, su pecado, su malévola
actuación entre las personas y lo que Dios ha hecho para deshacer sus obras.
Pero alguno se preguntará: ¿Es necesario hacer un estudio sobre estos temas en
los albores del siglo XXI? ¡Estoy convencido de que sí! Es común en nuestros
días negar o minimizar la existencia de poderes espirituales hostiles. Se trata
claramente de una reacción frente a un interés mítico, exagerado y morboso en
Satanás y los exorcismos mostrado en el cine en los últimos años por el género
demoníaco. Existen, por otra parte, muchos prejuicios sobre el Diablo que
producen actitudes que generan temores o conductas supersticiosas entre
aquellos que no son creyentes. Al mismo tiempo son muy frecuentes los errores
sobre la naturaleza y obra de Satanás entre los cristianos. ¿Quién no ha visto
representado al Demonio en la literatura o en el cine como un ser espeluznante
que inspira miedo, de piel rojiza, ojos y colmillos de felino, rabo y cuernos?
¿Qué hay de verdad en todo esto? ¿Le interesa al Diablo presentarse ante las
personas como un ser horripilante? ¿No espantaría de esa manera a aquellos a
los que quiere acercarse para posteriormente engañar y atrapar?
En otro orden de cosas, hay un gran desconocimiento sobre la naturaleza de
ciertas prácticas relacionadas con poderes ocultos o sobrenaturales y sobre sus
consecuencias sobre las personas. La magia, la astrología, el espiritismo, el
curanderismo, la milagrería, etc., son tenidas como prácticas inocentes, en
algunos casos, incluso, como buenas. Pensemos si no en el enorme éxito de las
novelas sobre Harry Potter, llevadas a la literatura y al cine, en las que el héroe
es un joven mago al servicio del bien y de causas nobles. El mensaje que está
detrás ellas es que hay una magia buena y otra mala, unos poderes
sobrenaturales al servicio del bien y otros al servicio del mal.1 Esto hace que
muchas personas se acerquen a estas prácticas sin ningún tipo de precaución,
incluso desoyendo el mensaje de la Biblia que las condena como abominables e
inmundas ante los ojos de Dios.
1 Este no es el único caso en el que se nos quiere convencer de la bondad de ciertas prácticas
condenadas por Dios en su palabra. La literatura y el cine nos apabullan con diferentes obras
en las que los magos, brujos, espiritistas, etc., aparecen como buena gente e instrumentos del
bien. “La bruja novata” y “Merlín el mago” de Walt Disney, la serie de televisión “Embrujada”
fueron muy populares presentando el lado bueno de estas prácticas. Actualmente la televisión
nos está bombardeando con un número inmenso de series sobre fantasmas y difuntos como
“Las voces de los muertos” y “Entre fantasmas”, entre otras. En ellas por la general hay una
médium que ayudan a difuntos y vivos a encontrar soluciones a problemas no resueltos en el
pasado.
4
Demonología bíblica Dr. José Luis Fortes Gutiérrez
El objetivo de este estudio bíblico es contribuir a que tengamos una adecuada
visión de Satanás como un ser real cuya malvada obra se manifiesta en dos
ámbitos: 1) entre las personas que no conocen el evangelio, alejándoles de Dios
y de la salvación, y, 2) entre los creyentes, procurando que caigan en sus
trampas y artimañas para que no den en sus vidas el fruto de la salvación.
La Biblia nos enseña que los creyentes en Cristo tenemos en el Espíritu Santo y
los medios de gracia los recursos espirituales necesarios de parte de Dios para
ser “más que vencedores” ante un enemigo que fue derrotado mediante la
muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo. Comenzaremos este estudio
hablando de un ángel llamado Lucero… ¿Quién fue inicialmente y cómo llegó
a ser lo que es hoy?
1. Satanás o Lucero, como se llamaba al principio, fue un ángel importante que
se convirtió en ser maléfico y enemigo de Dios y de su creación.
Es necesario recordar que cuando hacemos referencia a Satanás estamos
hablando de un ángel caído, por lo que en primer lugar necesitamos hacer un
breve repaso a la angelología bíblica o doctrina de las Escrituras sobre los
ángeles:
1.1. Los ángeles
1.1.1. Su naturaleza
Los ángeles son criaturas espirituales e incorpóreas2 (He 1.7a) (Lc 24.39) (Mt
22.30), que fueron creadas por Dios (Neh 9.4) (Sal 148.2-5) (Col 1.16), y
viven con él en los cielos (1 R 22.19) (Mt 24.36) (Mr 12.25), contemplando
siempre su rostro (Mt 18.10). Cuando son enviados por Dios a la tierra para
cumplir alguna misión pueden tomar la apariencia de formas diversas según
requieran las circunstancias: 1) Apariencia humana (Gn 18.2-16) (Mt 28.1-7
cf Mr 16.5-7). 2) Apariencia de viento (Sal 104.4). 3) Apariencia de fuego (Sal
104.4) (He 1.7b).
Los ángeles fueron creados originalmente como seres santos (Mr 8.36) (Lc
9.26) y buenos (1 S 29.9) (2 S 14.17); muy sabios (2 S 14.20), pero sin llegar a
ser omniscientes (Mt 24.36); obedientes a Dios y a su palabra y con gran poder
(Sal 103.20-21); y con capacidad de vivir siempre, es decir son eternos (Lc
20.36).
2 Otros textos que demuestran que los ángeles son espíritus (pneúmata) son los siguientes: (Mt
8.16; 12.45) (Lc 7.21; 8.2; 11.26) (Hch 19.12) (Ef 6.12) (He 1.14).
5

_________________
<script src='http://img822.imageshack.us/shareable/?i=arcadorada.jpg&p=tl' type='text/javascript'></script><noscript></noscript>
avatar
charlye43
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 10942
Fecha de inscripción : 06/06/2009
Edad : 52

Volver arriba Ir abajo

Re: CURSO SOBRE DEMONOLOGÍA BÍBLICA I

Mensaje por frankk el Sáb Dic 15 2012, 07:00

kh

frankk
Intermedio
Intermedio

Cantidad de envíos : 16
Fecha de inscripción : 14/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CURSO SOBRE DEMONOLOGÍA BÍBLICA I

Mensaje por bernardo bravo el Mar Ago 12 2014, 03:58

charlye43 escribió:
Sumario
Introducción
1. Satanás o Lucero, como se llamaba al principio, fue un ángel importante que se
convirtió en ser maléfico y enemigo de Dios y de su creación.
1.1. Los ángeles
1.1.1. Su naturaleza
1.1.2. Su número
1.1.3. Sus clases u órdenes:
1.1.4. Sus labores
1.2. Algunos ángeles se convirtieron en demonios o espíritus malos
1.2.1. Esto se produjo a través de la caída de Lucero y de sus ángeles:
1.2.2. Dios no perdonó ni dio oportunidad alguna de salvación a Lucero y a sus
ángeles, sino que los arrojó al infierno hasta el día del juicio:
1.2.3. A partir de su pecado Lucero se convirtió en el enemigo de Dios y de su
creación
1.3. Otros nombres bíblicos dados a Lucero en su condición de ángel malo
1.3.1. Satanás (Mr 3.23)
1.3.2. Diablo (Mt 4.1)
1.3.3. Demonio (Ap 16.13)
1.3.4. Belial (2 Co 6.15)
1.3.5. Beelzebú (Mt 10.25; 12.24)
1.3.6. El Dragón (Ap 12-13)
1.3.7. Príncipe (Jn 12.31)
1.4. Su ámbito de acción: el mundo y la Iglesia
1.4.1. La obra del Diablo en el mundo
1.4.2. La obra del Diablo en la Iglesia
2. La obra de Satanás para confundir al mundo y estorbar la salvación
2.1. Satanás ciega el entendimiento de los incrédulos
2.1.1. Para que sigan la mentira
2.1.2. Para que no crean al evangelio
2.1.3. Para que aborrezcan y persigan a los cristianos (Jn 15.18 a 16.4)
2.2. Satanás incita a los que no conocen a Dios a hacer el mal
2.2.1. A través del mal institucionalizado: La corriente de este mundo (Ef 2.2; 5.11)
2.2.2. A través de la concupiscencia interior (la carne) y del pecado externo (el
mundo): La tentación
2.2.3. A través de actitudes pecaminosas recalcitrantes: La dureza de corazón (2 Co
2.7-11)
2.3. Indica sendas equivocadas a las gentes para que se pierdan eternamente
2.3.1. Engaña a las personas sobre el objeto de nuestra adoración y confianza
2
Demonología bíblica Dr. José Luis Fortes Gutiérrez
2.3.2. Engaña sobre quien puede ayudarnos en nuestras angustias
2.3.3. Engaña acerca de cuál es la verdad sobre las cosas
2.4. Acusa para sembrar la enemistad entre Dios y el hombre
2.4.1. Antes del sacrificio de Cristo Satanás acusaba a los justos delante de Dios para
enemistarlos con ellos
2.4.2. Satanás acusa falsamente a Dios ante los hombres para alejarlos de él
3. La obra de Satanás para asegurar la perdición del alma humana
3.1. Prácticas ocultistas
3.1.1. Sabemos por las Escrituras que ciertas actividades hacen que las personas
entren en una estrecha relación con Satanás
3.1.2. Relación de prácticas satánicas mencionadas en la Biblia
3.1.3. Prohibición de estas actividades
3.2. El uso de la fuerza y la violencia contra los hijos de Dios: La bestia de Apocalipsis
13
3.3. La usurpación del lugar de Dios en la vida de las personas
3.4.1. La idolatría (1 Co 10.19-21) Ver lo dicho más arriba
3 .4.2. El culto a Satanás (2 Co 4.4)
3.4.2. La “biblia” satánica
3.5. Los perjuicios o daños que pueden ocasionar las prácticas ocultistas
3.5.1. La posesión temporal demoníaca
3.5.2. La perdición eterna de las almas.
4. La derrota de Satanás a través de la obra de Jesucristo
4.1. No podemos luchar contra Satanás desde la superstición y el fetichismo
4.1.1. ¿Sirven los exorcismos para echar fuera al Diablo?
4.1.2. ¿Nos protegen los amuletos del mal y nos traen suerte los talismanes?
4.2. Sólo Cristo es salvador y ha triunfado sobre Satanás y la muerte en la cruz
4.2.1. La muerte de Cristo: una aparente derrota que se convierte en victoria sobre
Satanás
4.2.3. La resurrección de Cristo daría el golpe definitivo en aquella contienda
triunfando sobre la Muerte
4.3. Los hijos de Dios hemos sido liberados de la potestad de las tinieblas (Col 1.13)
4.3.1. La marca y sello de Dios nos hace ser nuevas criaturas (Jn 3.3.5 cf 2 Co 5.17)
4 .3.2. ¿Cómo podemos llegar a tener la marca de Dios?
4.4. La armadura del cristiano frente a las acechanzas del Diablo (Ef 6.10-20)
4.4.1. Un peligro acecha a los cristianos (Ef 6.11b-12)
4.4.2. ¿En qué consiste la armadura de Dios? (Ef 6.10,13-20)
4.4.3. En consecuencia, ¿qué tenemos que hacer con la armadura?
4.4.4. ¿Qué ventaja supone tener la armadura puesta?
4.5. El destino final de Satanás
A modo de breve conclusión…
Bibliografía
3
Demonología bíblica Dr. José Luis Fortes Gutiérrez
Introducción
En relación con el título de la temática de este curso he de decir que la rama del
saber que se ocupa del estudio de los demonios recibe el nombre de
“demonología”; por lo tanto no hay que confundir ese término con otros como
“demonolatría” o “demonomancia” que tienen que ver, el primero, con el culto
al Demonio o a los demonios, y, el segundo, con aquella práctica adivinatoria
que se realiza a través de la invocación de demonios o espíritus impuros. En
este estudio me ocuparé de la demonología bíblica, es decir, de lo que la Biblia
dice con respecto a los demonios: su naturaleza, su pecado, su malévola
actuación entre las personas y lo que Dios ha hecho para deshacer sus obras.
Pero alguno se preguntará: ¿Es necesario hacer un estudio sobre estos temas en
los albores del siglo XXI? ¡Estoy convencido de que sí! Es común en nuestros
días negar o minimizar la existencia de poderes espirituales hostiles. Se trata
claramente de una reacción frente a un interés mítico, exagerado y morboso en
Satanás y los exorcismos mostrado en el cine en los últimos años por el género
demoníaco. Existen, por otra parte, muchos prejuicios sobre el Diablo que
producen actitudes que generan temores o conductas supersticiosas entre
aquellos que no son creyentes. Al mismo tiempo son muy frecuentes los errores
sobre la naturaleza y obra de Satanás entre los cristianos. ¿Quién no ha visto
representado al Demonio en la literatura o en el cine como un ser espeluznante
que inspira miedo, de piel rojiza, ojos y colmillos de felino, rabo y cuernos?
¿Qué hay de verdad en todo esto? ¿Le interesa al Diablo presentarse ante las
personas como un ser horripilante? ¿No espantaría de esa manera a aquellos a
los que quiere acercarse para posteriormente engañar y atrapar?
En otro orden de cosas, hay un gran desconocimiento sobre la naturaleza de
ciertas prácticas relacionadas con poderes ocultos o sobrenaturales y sobre sus
consecuencias sobre las personas. La magia, la astrología, el espiritismo, el
curanderismo, la milagrería, etc., son tenidas como prácticas inocentes, en
algunos casos, incluso, como buenas. Pensemos si no en el enorme éxito de las
novelas sobre Harry Potter, llevadas a la literatura y al cine, en las que el héroe
es un joven mago al servicio del bien y de causas nobles. El mensaje que está
detrás ellas es que hay una magia buena y otra mala, unos poderes
sobrenaturales al servicio del bien y otros al servicio del mal.1 Esto hace que
muchas personas se acerquen a estas prácticas sin ningún tipo de precaución,
incluso desoyendo el mensaje de la Biblia que las condena como abominables e
inmundas ante los ojos de Dios.
1 Este no es el único caso en el que se nos quiere convencer de la bondad de ciertas prácticas
condenadas por Dios en su palabra. La literatura y el cine nos apabullan con diferentes obras
en las que los magos, brujos, espiritistas, etc., aparecen como buena gente e instrumentos del
bien. “La bruja novata” y “Merlín el mago” de Walt Disney, la serie de televisión “Embrujada”
fueron muy populares presentando el lado bueno de estas prácticas. Actualmente la televisión
nos está bombardeando con un número inmenso de series sobre fantasmas y difuntos como
“Las voces de los muertos” y “Entre fantasmas”, entre otras. En ellas por la general hay una
médium que ayudan a difuntos y vivos a encontrar soluciones a problemas no resueltos en el
pasado.
4
Demonología bíblica Dr. José Luis Fortes Gutiérrez
El objetivo de este estudio bíblico es contribuir a que tengamos una adecuada
visión de Satanás como un ser real cuya malvada obra se manifiesta en dos
ámbitos: 1) entre las personas que no conocen el evangelio, alejándoles de Dios
y de la salvación, y, 2) entre los creyentes, procurando que caigan en sus
trampas y artimañas para que no den en sus vidas el fruto de la salvación.
La Biblia nos enseña que los creyentes en Cristo tenemos en el Espíritu Santo y
los medios de gracia los recursos espirituales necesarios de parte de Dios para
ser “más que vencedores” ante un enemigo que fue derrotado mediante la
muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo. Comenzaremos este estudio
hablando de un ángel llamado Lucero… ¿Quién fue inicialmente y cómo llegó
a ser lo que es hoy?
1. Satanás o Lucero, como se llamaba al principio, fue un ángel importante que
se convirtió en ser maléfico y enemigo de Dios y de su creación.
Es necesario recordar que cuando hacemos referencia a Satanás estamos
hablando de un ángel caído, por lo que en primer lugar necesitamos hacer un
breve repaso a la angelología bíblica o doctrina de las Escrituras sobre los
ángeles:
1.1. Los ángeles
1.1.1. Su naturaleza
Los ángeles son criaturas espirituales e incorpóreas2 (He 1.7a) (Lc 24.39) (Mt
22.30), que fueron creadas por Dios (Neh 9.4) (Sal 148.2-5) (Col 1.16), y
viven con él en los cielos (1 R 22.19) (Mt 24.36) (Mr 12.25), contemplando
siempre su rostro (Mt 18.10). Cuando son enviados por Dios a la tierra para
cumplir alguna misión pueden tomar la apariencia de formas diversas según
requieran las circunstancias: 1) Apariencia humana (Gn 18.2-16) (Mt 28.1-7
cf Mr 16.5-7). 2) Apariencia de viento (Sal 104.4). 3) Apariencia de fuego (Sal
104.4) (He 1.7b).
Los ángeles fueron creados originalmente como seres santos (Mr 8.36) (Lc
9.26) y buenos (1 S 29.9) (2 S 14.17); muy sabios (2 S 14.20), pero sin llegar a
ser omniscientes (Mt 24.36); obedientes a Dios y a su palabra y con gran poder
(Sal 103.20-21); y con capacidad de vivir siempre, es decir son eternos (Lc
20.36).
2 Otros textos que demuestran que los ángeles son espíritus (pneúmata) son los siguientes: (Mt
8.16; 12.45) (Lc 7.21; 8.2; 11.26) (Hch 19.12) (Ef 6.12) (He 1.14).
5

bernardo bravo
Nuevo participante
Nuevo participante

Cantidad de envíos : 1
Fecha de inscripción : 12/08/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: CURSO SOBRE DEMONOLOGÍA BÍBLICA I

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.