NO MIRES ATRAS
Bienvenido al foro "NO MIRES ATRAS" te invitamos a que te "registres" para poder participar de los temas del foro , cualquier duda que tengas de como manejar el foro puedes escribir a alfred85@hotmail.com , o enviar mp al usuario charlye43, alfred85 ....estamos para ayudarlos , Bienvenidos y sean muy bendecidos en este portal.!

DIOS TE BENDIGA !!!



ANUNCIOS DE ADMIN
Estamos trabajando para recuperar link caidos, pedimos por favor que lo que se postee se haga en el panel adecuado, si postea una predicacion.. en en panel de predicaciones asin mantenemos un foro mejor ordenado Muchas graxias Bendiciones!
¿Quieres ser moderador?
La Biblia
Ayudanos

ERRORES DEL DISPENSACIONALISMO PROGRESIVO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ERRORES DEL DISPENSACIONALISMO PROGRESIVO

Mensaje por charlye43 el Vie Dic 23 2011, 06:31

ERRORES DEL DISPENSACIONALISMO PROGRESIVO



“los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos … pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo” (Isa. 9:2 y Mat 13:25)

Duras pero claras resultan estas palabras con las que la Escritura revela la cruel realidad de lo acaecido en el campo dispensacionalista cuando la luz de la verdad bíblica llegaba en los albores de 1800 a un puñado de hombres y mujeres irlandeses quienes dejando la pesada carga que los sistemas eclesiales de la época imponían sobre ellos (a través de un ritualismo repetitivo y de unas doctrinas emanadas de estancadas aguas de hombres en lugar del manantial de aguas vivas cuyas fuentes están insertadas en la verdad de la Palabra de Dios), volvieron sobre sus pasos para, con sencillez de corazón, reunirse en torno a la Luz que resplandece, cual antorcha viva, en las Sagradas Escrituras : La Biblia.

Con una formidable cantidad de conocimientos en lenguas clásicas y alta formación académica en unos pocos pero con le incuestionable vehemencia de todos fue que el Espíritu Santo guió a estos hombres y mujeres, ávidos por el alimento espiritual, a descubrir las verdades contenidas en las Escrituras. Verdades que el polvo de la historia de los hombres había cubierto durante más de 1500 años, pero que el Todopoderoso quiso nuevamente traer a los corazones y mentes de todo aquel que con sencillez de corazón quiera recibirlas.

Los Cronin, Wilson, Hutchinson, Drury, Vesey, Bellet, Darby, Chapman, Groves, Paget, Wigram, Muller, Tregelles, Grant, Kelly, Cutting, Mackintosh, … y otros muchos más, fueron afianzando y levantado el cimiento de la base doctrinal de los, así mismos llamados, Hermanos de Plymouth, quienes ya a finales del siglo XIX y en base a una ingente labor misionera se habían expandido prácticamente por todo el globo terrestre.

Su doctrina, conocida como Dispensacionalismo, emanada de un fiel y cuidadoso estudio de la Palabra venía a presentar, entre otras, las bíblicas verdades del arrebatamiento pretribulacional de la Iglesia, la distinción en los planes de Dios para Israel y para la Iglesia, el reinado milenial de Cristo después de la Gran Tribulación.

Sin duda alguna, una de las áreas de mayor influencia académica dentro del campo dispensacionalista estuvo y está en los Estados Unidos. Una vez que la verdad dispensacional arraigó entre las iglesias allí fue cobrando mayor énfasis el deseo de algunos en crear centros de estudio y formación en torno a la verdad dispensacional, sobre todo a raíz de la publicación de las primeras biblias anotadas, donde el estudioso C.I. Scofield explicaba los pasajes bíblicos acorde este sistema de estudio.

Fue de esta manera que L.S. Chafer crea el Seminario Teológico de Dallas, centro neurálgico del dispensacionalismo por muchos años hasta que por 1950 comienza el abandono de la verdad dispensacional por parte de algunos de los componentes del profesorado, finalizando con la defección definitiva, allá por 1985.

Efectivamente, es a raíz de la revisión a la Biblia Anotada de Scofield, que comienza a vislumbrarse la caída de las verdades que durante tantos años trajeron consuelo y edificación al pueblo de Dios.

La clara distinción bíblica entre las expectativas para Israel en contraste con las de la Iglesia; las evidentes y notorias diferencias entre los misterios del N.T. y las profecías del A.T. así como las inconfundibles realidades tanto de los aspectos terrenales como las de los celestiales, fueron seriamente trastocadas por aquellos que, habiendo recibido tales verdades y estando en posición de conocimientos más que suficientes para defenderlas, ocupaban lugares de alta resonancia y aceptación cara al conjunto global del ámbito despensacional.

Ya por 1940, en su Teología Sistemática, Lewin Sperry Chafer declaraba acerca de la clara distinción entre Israel y la Iglesia : “el nuevo pacto de Israel descansa específicamente en el “yo soy” de Jehová, mientras que el nuevo pacto para la Iglesia es hecho en la sangre de Cristo”. Sin embargo, a renglón de seguido añade: “cada cosa (promesa) para Israel es la presente posesión de la Iglesia”.

Charles C. Ryrie escribiría años mas tarde, en 1953, su libro Las Bases de la Fe Premilenial, donde expone: “Algunas de las bendiciones del nuevo pacto con Israel son bendiciones de las cuales nosotros participamos ahora como miembros del cuerpo de Cristo.”

Así mismo, en su libro Eventos del Porvenir (1958), Dwight Pentecost, escribía de forma similar: “aunque la Tribulación, la Segunda Venida y el Milenio son para el futuro, la promesa del cumplimiento del nuevo pacto debe ser para el futuro, y la Iglesia no puede ser el cumplimiento del pacto, aunque obviamente es participante de algunas de sus bendiciones.”

Fue de esta manera que aquella luz prístina brillando con fulgor en el sector dispensacional y recibida en los primeros años del siglo XIX que comenzó a ser removida de su lugar hasta que en Noviembre de 1986, el denominado Grupo de Estudio Dispensacional terminó por colocarla debajo del almud del auto encumbrado nivel académico de sus detractores. Darrel L. Bock del Seminario Teológico de Dallas, Craig A. Blaising del Seminario Teológico Bautista del Sur y Robert Saucy del Seminario Teológico Talbot, comenzaron definitivamente a abandonar la verdad dispensacional legada con tantos años de estudio y sacrificio por aquellos grandes hombres de Dios que tuvieron el privilegio de redescubrir las verdades del programa de Dios para todas las edades.

Es a partir de los trabajos de estos tres exponentes que, entre otras, se presenta a la Iglesia incluida en las profecías del A.T.; que los misterios revelados a Pablo no son tales si no que estaban ocultos en el A.T., o que Jesús está reinando en la actualidad desde su trono de David en el cielo.

Es necesario recalcar que para sostener sus desviados puntos doctrinales ellos han abandonado el estudio llano y literal de la Escritura (el conocido y respetado método histórico-gramatical), inventando herramientas de estudio nuevas como el “ya pero todavía no” para hacer que el cumplimiento futuro de algunas profecías se lleven a cabo en la actualidad, o como el “cambio de significado” de las palabras originales de los escritores sagrados, o decir que el N.T. no solo repite las citas del A.T. si no que las amplia revelando nuevos significados. Es la denominada “hermenéutica complementaria”.

Analicemos algunas de sus más conocidas enseñanzas y contrastaremos las mismas a la luz de las Escrituras.

1.- Jesús reina hoy en día desde el trono de David, en los cielos.

En base a una errónea y manipulada lectura de Hechos 2:30-36 el Dispensacionalismo progresivo enseña que el Señor Jesús, una vez que fue recibido y exaltado en gloria, se ha sentado en el trono de David, su padre, en el cielo. Sin embargo, nada dice Pedro en este pasaje de Hechos de que el Señor esté reinando. El Apóstol lo que hace es presentar ante los judíos a quien ellos habían matado y hablándoles de la promesa dada al rey David en cuanto a que : “Dios le había jurado que de su descendencia, en cuanto a la carne, levantaría al Cristo para que se sentase en su trono” (Hec 2:30) (obviamente el trono terrenal prometido en 2 Samuel 7:12-13 “cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino. El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino”; vislumbrado en Ezequiel 43:6-7 “un varón estaba junto a mí, y me dijo: Hijo de hombre, este es el lugar de mi trono, el lugar donde posaré las plantas de mis pies, en el cual habitaré entre los hijos de Israel para siempre” y confirmado por el ángel Gabriel a Maria : “ concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin” (Luc 1:31-33)), para concluir diciéndoles: “a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.” (Hec 2:36). Y no solamente añaden al pasaje la acción de reinar donde nada se dice, si no que voluntariamente ignoran las propias palabras del Señor cuando dice en Mateo 25:31 “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria”. Así que no solamente son las expresiones directas de que su trono lo tomará después de su segunda venida, si no que la Escritura misma enseña que el trono que ahora ocupa no es el suyo (el terrenal de David), si no el de su Padre (el celestial), cuando dice: “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.” (Apo 3:21), y ratificándolo el autor de los Hebreos en 12:2 “se sentó a la diestra del trono de Dios.”

2.- La Iglesia e Israel un solo pueblo.

El planteamiento que el dispensacionalismo progresivo viene a negar las verdades expuestas en cuanto a la diferenciación entre Israel y la Iglesia como sujetos distintos en los planes eternos de Dios. Ellos hacen hincapié en que el argumento de su dispensacionalismo está en el centro antropológico de los dos pueblos, es decir está cristologicamente centrado. Este movimiento desde el pasado hacia el presente, y por lo tanto hacia las dispensaciones futuras no se debe a un plan para dos diferentes clases de pueblos si no que es debido al cumplimiento en la historia del cumplimento del plan de la redención de Cristo. Una errónea comprensión de Efesios 2:14 “Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación” les lleva a destruir la esencial distinción entre la Iglesia celestial y el Israel terrenal, y no solo esto, si no a que los santos de la gran tribulación “son una parte del Cuerpo de Cristo, por lo tanto una parte de la Iglesia tal como es definida en el N.T” (Darle Bock). Resulta, pues, incomprensible el error de negar la evidencia de la separación de ambos pueblos cuando la Escritura misma afirma: “No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios” (1 Cor 10:32)

3.- Silencian el rapto pretibulacional.

Aunque el dispensacionalismo progresivo no trata el asunto del arrebatamiento de forma directa, sin embargo viene a afirmar que: “la esperanza de la Iglesia es el futuro reino escatológico. Que las expectativas de la Iglesia ocurrirán con la segunda venida del Señor y generalmente correlativos con las profecías del A.T. con relación a la venida del reino” (Progressive Dispensationalism. Block and Blaising’s, 1993). De esta manera, nada se habla o comenta a favor o en contra de dicha “esperanza bienaventurada”, la cual, desde sus inicios el dispensacionalismo de Darby, Kelly y otros habían situado antes de la gran tribulación.

4.- Niegan que la Iglesia sea un paréntesis de la relación de Dios con Israel.

Robert Saucy llega a decir que “la presente era no es una histórico paréntesis entre la historia que le precede y la que le continúa, por lo tanto está integrada en la fase de desarrollo del reino”. Bock le responde: “estás en lo cierto al argumentar que nosotros no enseñamos tal paréntesis”. Para ellos la validez profética de la 70ª semana de Daniel es obviada, dado que durante el lapsus de tiempo entre que fue cortado el Mesías en la semana 69 y su regreso en la semana 70 lleva, en el día de hoy, unos dos mil años, donde el Señor está edificando su Iglesia (Mat 16:18), tomando un pueblo para su Nombre (Hec 15:14).

5.- Niegan que la Iglesia sea un misterio no revelado en el A.T.

El dispensacionalismo progresivo enseña que los misterios del N.T. sí fueron revelados en el A.T. pero no han sido realizados… “Dios no tiene un programa separado para la Iglesia, La Iglesia es simplemente una subcategoría de el reino. Ella es como un avisador del reino. La Iglesia es el reino, hoy. Ella es el nuevo Israel.” Sin embargo, un cuidadoso estudio de Efesios 3:4-9, Colosenses 1:26 y Romanos 16:26 nos indican sin lugar a duda alguna que un misterio en el N.T. ha estado oculto o permanecido en secreto, no siendo revelado a hombre alguno en las dispensaciones previas, pero que en la presente dispensación ha sido dado a conocer por Dios a sus santos apóstoles y profetas.

6.- El nuevo pacto dado a Israel ya ha sido inaugurado.

¿Por qué en el momento de la ascensión no corrigió a sus discípulos cuando éstos le preguntaron “restaurarás el reino a Israel en este tiempo”? (Hec 1:6). Con su peculiar “ya/pero todavía no”, vienen a la posición tomada ya anteriormente por George E. Ladd y otros donde la dualidad de conceptos y formas hacen posible cualquier clase de interpretación. Las variadas y claras referencias del A.T. a situar el cumplimiento de los pactos a Israel después de la gran tribulación, como la de Ezequiel 28:25-26 “Así ha dicho Jehová el Señor: Cuando recoja a la casa de Israel de los pueblos entre los cuales está esparcida, entonces me santificaré en ellos ante los ojos de las naciones, y habitarán en su tierra, la cual di a mi siervo Jacob. Y habitarán en ella seguros, y edificarán casas, y plantarán viñas, y vivirán confiadamente” o Isaías 49:22 “Así dijo Jehová el Señor: He aquí, yo tenderé mi mano a las naciones, y a los pueblos levantaré mi bandera; y traerán en brazos a tus hijos, y tus hijas serán traídas en hombros”, son, simplemente, dejadas a un lado a fin de mantener una determinada y errada posición doctrinal.

7.- Afirman que Cristo no ofreció el reino davídico en su primera venida.

¿Entonces, que predicaron Juan el Bautista, los discípulos y El mismo? Reinterpretando las palabras dichas por Juan el Bautista: “arrepentíos por que el reino de los cielos está cercano (a la mano)” (Mat 3:2) vienen a decir que la oferta de Juan era para salvación y no para ofrecer el reino davídico. Que la necesidad del arrepentimiento era necesaria para recibir el reino nadie lo duda, pero el mensaje era claro : “he aquí el reino de Dios está entre vosotros ” (Luc 17:21), y ello porque el Rey estaba allí, presente, dispuesto para tomar posesión del trono que le correspondía por herencia de su padre, el rey David, pero … “los suyos no le recibieron” (Juan 1:11), todo lo contrario, todos a una y a viva voz gritaron “no queremos que este reine sobre nosotros” (Lucas 19:14).



Mucho más podría escribirse sobre el errado camino que algunos académicos de entre las aulas del dispensacionalismo han tomado para venir a caer de la verdadera luz que les alumbraba. Estos siete puntos anteriores son muestra palpable y evidente no del cambio de rumbo o doctrina del dispensacionalismo si no de la defección total en la que muchos han venido a caer.

Quiera el Señor quitar el velo de la oscuridad a todo aquel que en su pretendida escolaridad vienen a decir: “me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad”. La oferta del Señor sigue en pie y con más énfasis en el día de hoy: “unge tus ojos con colirio, para que veas” (Apoc. 3:17).

_________________
<script src='http://img822.imageshack.us/shareable/?i=arcadorada.jpg&p=tl' type='text/javascript'></script><noscript></noscript>
avatar
charlye43
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 10942
Fecha de inscripción : 06/06/2009
Edad : 52

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.