NO MIRES ATRAS
Bienvenido al foro "NO MIRES ATRAS" te invitamos a que te "registres" para poder participar de los temas del foro , cualquier duda que tengas de como manejar el foro puedes escribir a alfred85@hotmail.com , o enviar mp al usuario charlye43, alfred85 ....estamos para ayudarlos , Bienvenidos y sean muy bendecidos en este portal.!

DIOS TE BENDIGA !!!



ANUNCIOS DE ADMIN
Estamos trabajando para recuperar link caidos, pedimos por favor que lo que se postee se haga en el panel adecuado, si postea una predicacion.. en en panel de predicaciones asin mantenemos un foro mejor ordenado Muchas graxias Bendiciones!
¿Quieres ser moderador?
La Biblia
Ayudanos

SI ESTAS EN MEDIO DE UNA PRUEBA LEE ESTO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

SI ESTAS EN MEDIO DE UNA PRUEBA LEE ESTO

Mensaje por cyberkalo el Vie Jun 08 2012, 01:35

DESAFIO Y REACCIÓN ( Pastor David Yonggi Cho)

En ocasiones cuando pedimos valor, Dios nos envía a un enemigo, y cuando pedimos amor nos envía a alguien a quién odiamos.

El historiador ingles Arnaldo Toibin dijo que toda historia se forma por la reaccióna a un desafío. En la vida ocurre lo mismo, algunos lo esquivan otros se rinden ante él y quedan esclavos de las circunstancias y terminan destruidos.


Otros tratan con el desafío con sus fuerzas humanas y terminan heridos.

Otros lo enfrentan con el Señor y empiezan una nueva vida creando un mundo nuevo.

El desafío y la reacción de Israel.

(Éxodo 12:40-42) Cuando Faraón dejo libre al pueblo de Dios todos salieron luego de la pascua, pero más tarde Faraón se arrepiente, decidiendo recuperarlos y pensó:

¿Cómo habría de dejar ir libres a 3 millones de esclavos después de 430 años? El pueblo de Dios comenzó a desesperarse porque tenían el ejercito detrás y el mar rojo delante. El pueblo de Dios decidió rendirse y dijeron: “Volvamos a Egipto, Volvamos a la esclavitud”. Pero solo Moisés reaccionó dependiendo de Dios, decidido a vencer el desafío.

Éxodo 14:13-14. ¿Cual es la diferencia entre los hijos de Dios y los inconversos? Que si los inconversos están ante un gran desafío, huyen o se rinden. Pero para los que creen, el Señor esta por detrás del desafío. Así que debemos depender de Él y enfrentar las cosas con valor. Aunque no veamos nada, ni oigamos nada, ni toquemos nada, y nuestro camino se vea oscuro, la palabra dice: "Aunque ande en valle de sombra y de muerte no temeré mal alguno porque tu estarás conmigo, tu vara y tu cayado me infundirán aliento". Si estamos frente a un desafío tenemos que pensar positivo. No piensen que el Señor no esta en medio. El dijo: “He aquí yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo”. Él es el mismo ayer, hoy y por siempre. Tenemos que depender del que murió y resucitó, y reaccionar ante el desafío. Es difícil porque en la realidad vemos al enemigo pero no vemos al Señor. Por eso necesitamos tener experiencias de fe.

Creemos al oír la palabra, pero si no tenemos experiencias nos rendiremos ante los desafíos. Por eso el Señor nos manda las dificultades para que tengamos experiencias y podamos vencer los desafíos. ¿Por que le mando Dios osos y leones a David y le hacia matarlos? ¡Si solo era un muchacho! Lo hizo solo para que tenga la experiencia de vencer y esta preparado para más.

Nosotros creemos al oír la palabra, pero cuando vienen las pruebas esa fe muchas veces desaparece como neblinas ¿donde estaba la fe? Queremos clamar a Dios pero terminamos huyendo.

Pero el que tiene experiencia en la vida espiritual, piensa que en ese momento también esta el Señor, que ahí también le va a contestar. Si vamos con el Señor ocurren milagros inimaginables. "Dios ha preparado para los que le aman cosas que ojos no vio ni oído oyó ni han subido a corazón del hombre". Cosas que sobrepasan a nuestra imaginación.

Él ya sabe nuestro mañana, y debemos creerlo aunque no tengamos ninguna señal. Entonces, ¡¡Cuan necesaria es la experiencia!! Moisés experimento con el Señor 40 años en el desierto, por eso en esos momentos pudo depender del poder de Dios. (Ex. 14:21-22). El milagro de abrirse un camino en el mar ocurrió porque Moisés reacciono ante el desafío. Si hubiera retrocedido nunca hubiera ocurrido. El tenía una fe experimentada. Fue desafiado, creyó y oro; por lo cual el Señor abrió el mar Rojo (Ex. 14:28).

Si las personas que no creen tratan de hacer lo mismo del que cree puede ir a la ruina. El poder de la fe abrió el Mar Rojo, el Jordan, no es que fue algo ́natural. ¡Cuantos desafíos tuvo el pueblo de Israel en el desierto! No había comida, pero al orar Moisés cayo mana del cielo como lluvia, cuando pidieron carne porque estaban desnutridos, Moisés oro y vinieron codornices y comieron hasta hartarse. No había agua, Moisés oro, golpeó la roca y salio agua; tenían frío de noche y calor de día, entonces Moisés oró y Dios les mando una nube para cubrirles del sol y una columna de fuego para que no tuviesen frío de noche. Como Moisés no tenia experiencia, enfrentaba los desafíos orando. Todos tenemos pequeños o grandes desafíos y si reaccionamos ante ellos orando, el Señor nos responderá. ¿Por que les dio el Señor semejantes desafíos? Cuando pedimos valor, nos envía a un enemigo y cuando pedimos amor nos envía a alguien a quién odiamos. Deuteronomio 8:14-16. Dice que Dios les mando esos desafíos para luego bendecirlos. Eso les hizo arrepentirse, los hizo menguar les probó y les hizo sufrir y fue el proceso para convertirse en un vaso de bendición. Por lo cual el Señor nos hace pasar por pruebas.

Nuestras vidas también pasan por interminables desafíos. Son diferentes a los del pueblo de Israel. El pecado, las tentaciones del mundo, las enfermedades, la pobreza, el fracaso, la muerte, la ansiedad, las angustias, el odio, la ira, la procuración, las frustraciones y la desesperación; estos son los desafíos que nos traen sufrimientos. (Stgo. 1:2-4). Antes cuando era un niño en la fe preguntaba al Señor por que me abandonó. Después de crecer cuando vienen las pruebas le doy gracias por todo. Cuando Pablo y Silas fueron encarcelados, ensangrentados por los golpes, y con hambre, ellos alababan al Señor, tanto que hubo un terremoto que les liberó. Hagamos lo mismo cuando pasemos por pruebas y ocurrirá un terremoto en los cielos. Traerá paz. En el desierto de la vida no hay nadie que no pase por pruebas y no debe olvidar que tiene que alabar y orar.

La gracia que restableció a Jesucristo del desafío y de la redención

Roland Hayes es un cantante famoso cristiano. Pero tuvo que pasar por muchas pruebas. Un día fue a Berlín para un concierto y los alemanes no sabían que era de color. Al subir al escenario, los alemanes le tiraron cosas y le gritaron: ¡No queremos oír la música de un negro! ¡Fuera! ¡Vuelve a tu país! Paso por un tremendo shock. Al darse vuelta para volver tuvo una visión. Era la visión cuando Jesús estaba en el patio de Pilato rodeado de gentes que gritaban que sea crucificado. Le acusaban con toda clase de mentiras, su pelo estaba desordenado, le escupían, todo su cuerpo estaba herido, pero el no levantaba la cabeza humillado por los insultos. Allí el Espíritu Santo le dijo: ¡Mira! Hasta Jesús paso por esos sufrimientos y ¿por que tu no? Si no hubieses querido ser famoso no pasarías por eso. El le dijo: "Si Señor", y empezó a cantar llorando en medio de los gritos. Sin llorar era emocionante la mpusica, ¿cuanto mas llorando? Todos callaron y empezaron a oírlo. Al terminar los que hacia un rato le estaban injuriando, ¡empezaron a aplaudirlo! El cambio del corazón del hombre es impredecible.

Así como Jesús ya venció, si oramos por fe, dependemos de El, sale de nosotros una fe poderosa que derrota al enemigo y nos da la victoria. Si dependemos de Jesucristo, el Espíritu Santo nos ayuda. No nos ha dejado como huérfanos sino que nos envió a su Espíritu Santo. (Rom. 8:26). El Espíritu Santo vino para ayudarnos, tenemos que decirle siempre: ¡Ayúdame, te reconozco, te recibo, te doy la bienvenida, dependo de ti! És el Espíritu de Jesús. El que le dio la victoria a Jesucristo en la cruz esta dentro de nosotros y cuando ese poder se manifiesta aunque estemos atribulados en todo no estamos angustiados, en apuros más no desesperados, derribados más no destruidos. La ley del Espíritu de vida ha entrado en nosotros y ha vencido a la ley de la muerte.

Además la palabra de Dios nos da una fuerza increíble. Eso lo experimente en Colombia. No sabía en que momento vendrían a buscarme en la persecución de los guerrilleros, había guardias armados alrededor del hotel. Lo único que tenia para agarrarme era de la palabra de Dios, “El es mi castillo, mi torre fuerte, mi Dios en quién confiaré”. “El te librará del lazo del cazador”. Con solo escucharlo tenía consuelo. No sabía cuando iban a venir por mí. Pero la biblia dice: “No temerás al terror nocturno”. Significa que nos protege de las balas que nos puedan disparar, de toda plaga que ande en oscuridad, y de todas las calamidades naturales. Estas palabras tienen poder (Sal. 119:49-50).


Su palabra es consuelo en las tribulaciones, y nos salva. Su palabra es valiosa, téngala siempre con usted, medite en ella y viva dando gracias. Cuando estamos bien parece que la misma no es tan necesaria, pero cuando pasamos por pruebas, no hay otra cosa en lo que podamos refugiarnos. Solo la palabra no nos abandona y estará con nosotros hasta el fin. -> ¿Que opinas? Comenta abajo.

cyberkalo
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 11/06/2010
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.